Modelo británico de pensiones podría llegar a México… pero no será forzoso

Este modelo incrementaría el descuento desde nómina para ahorro en Afores cada que detecte que el trabajador cuenta con un mejor salario o algún ingreso adicional. De implementarse, esta opción no sería obligatoria.

Pensión en México. Shutterstock

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) analiza “importar” el modelo británico de ahorro en las Afores para elevar las pensiones, que consiste en elevar de forma gradual la aportación del trabajador, misma que tendría un incentivo fiscal y se activaría cuando haya un incremento salarial o ingreso adicional.

Pero si el trabajador pese a conocer este nuevo esquema de ahorro adicional no quiere ahorrar más en su Afore por la razón que fuera, el modelo británico da la opción al trabajador de decir “no quiero ahorrar más”, señaló Carlos Ramírez, presidente de la Consar en entrevista con El Financiero.

Explicó que el modelo británico es el que parece más viable para emprender en México, pero ese modelo sigue en carácter de estudio y no hay una propuesta formal aunque es el esquema más comentado con la industria mexicana, además, un cambio de ese tipo requiere cambios legislativos que no están a la vista.

“Este modelo británico es exitoso y lo hemos estudiado muy a fondo, hemos tenido reuniones específicas con quienes diseñaron el sistema y vinieron a México y yo he tenido reuniones allá pero quiero ser muy claro que no hay formalmente una propuesta que se vaya a presentar en el corto plazo, es un tema que requiere de análisis y también es un tema de orden político”, sostuvo.
¿Cómo funciona el modelo británico?

El presidente de la Consar dijo que para elevar las pensiones hay dos opciones: la primera es elevar simplemente la aportación de 6.5 por ciento actual de forma “pareja” para todos los trabajadores, y la segunda es incentivar a los ahorradores a ponerle más dinero a su Afore, como es el modelo británico.

En Gran Bretaña lo que hicieron es “autoenrolar” a las personas a que ahorraran más pero dándoles la oportunidad de decir que no, es decir, que si no querían ahorrar más por la razón que fuera, los trabajadores podrían decir “no quiero”.

En el país ese esquema inició con una reforma que arrancó hace 10 años y en ese lapso ha logrado autoenrolar a más de 8 millones de británicos que antes no ahorraban y ahora están lo están haciendo.

Ramírez agregó que la tasa de deserción, es decir, el porcentaje de las personas que dijeron “yo no quiero ahorrar más”, fue menor al 10 por ciento, es decir, 9 de cada 10 se quedaron enrolados en el esquema de ahorro adicional en las Afores.

Cómo funciona el sistema de pensiones británico. (Shutterstock)

Este modelo tiene tres características importantes:

1- Gradualidad: En el caso mexicano un aumento gradual en la aportación vendría del trabajador principalmente, aunque no estaría descartado que un porcentaje venga del patrón para que se complemente, pero considerando que hoy la tasa de aportación es de 6.5 por ciento y que solo 1.125 por ciento viene del trabajador, lo más natural es que viniera una mayor aportación del trabajador.

Ese 1.125 por ciento se elevaría de manera gradual para no afectar el bolsillo de los ahorradores y dándoles la opción de decir “ya no quiero ahorrar” o “sólo quiero ahorrar 1, 2 o 3 por ciento”, que es como se hizo en Gran Bretaña.

2- Incentivo fiscal: Si el trabajador decide aportar más para su Afore, en el esquema británico aplica un estímulo fiscal por parte del gobierno en el entendido de que si tú haces una declaración anual puedes deducir una parte.

O bien, se le daría al trabajador un pari passu, es decir, un monto equivalente hasta cierto rango sobre todo para beneficiar a las personas de menores ingresos que hacen un esfuerzo para ahorrar, por lo que el gobierno les complementaría.

3- Activación: Para evitar afectar a los trabajadores, aun cuando se tendría la opción de decir que no se quiere ahorra más y que sería un modelo gradual, una característica del modelo británico es que el programa de autoenrolamiento se activaría cuando se reciba un incremento salarial, un ingreso por Reparto de Utilidades o algún ingreso adicional.

Es decir, en el momento en que se tenga un ingreso adicional, sobre todo un incremento salarial, al hacer esa revisión, una parte complementará la Afore y solo ahí es cuando se activaría el proceso de autoenrolamiento.

Está comprobado que cuando se les pregunta a las personas si quieren ahorrar para el retiro dicen que sí les gustaría pero no tienen ingreso suficiente; en cambio, cuando se les pregunta si ahorrarían más si reciben ingresos adicionales la respuesta cambia y dicen que sí estarían dispuestos a ponerle un poco más a su Afore.

 FUENTE: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/modelo-britanico-de-pensiones-podria-llegar-a-mexico-pero-no-sera-forzoso.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *